Una explicación sencilla de por qué Invisalign NO duele

Si tienes algún amigo que ha usado brackets (o si tú los has usado), sabrás que además de ser molestos duelen.

¿No me crees?

Pregúntale a cualquiera qué tan entretenido es que le ajusten sus brackets…

¡Hola, paciente!

Mi nombre es Mafer Camargo y en este artículo te voy a explicar por qué Invisalign NO duele.

 

Repasemos brevemente las ventajas de los alineadores invisibles

Adaptarse a los alineadores es mucho más fácil y rápido que a los brackets. 

¿Por qué? 

Porque son lisos y no tienes elementos que se entierren en tu mejilla.

Tampoco te producirán llagas o úlceras en las mucosas de la boca.

Lo que sí es cierto es que con Invisalign llevarás unos attachments.

(También conocidos como “pequeños aditamentos en resina en algunos de los dientes”.) 

Sin embargo, los attachments estarán cubiertos por el alineador, llegando a sentirlos solo en el momento de comer y cepillarte los dientes. 

 

Los alineadores pueden ser incómodos mientras te acostumbras a ellos, mas no dolorosos

En algunos pacientes se puede presentar una leve molestia con algún attachment mientras come los dos primeros días.

Eso nos permite concluir que- aunque Invisalign es mucho más cómodo que llevar brackets- es normal que los primeros días te resulte incómodo.  Segun mi propia experiencia, en 15 días los attachments harán parte de ti, tus mejillas se olvidarán de ellos. Ya no los sentirás.

 

Entonces, ¿Invisalign no duele?

A la pregunta de si Invisalign duele, puedes sentir algo de presión en los dientes los primeros días que cambies tu alineador.

Dependiendo de qué tantos movimientos programados tenga el alineador que te estás colocando, será normal sentir presión en uno que otro diente. Hay alineadores donde, por ejemplo, solo se moverán las últimas muelas y los 6 dientes de adelante, en el siguiente se moverán dos premolares de cada lado.  Será normal sentir apretado el nuevo alineador.

Los dos primeros días de cambio puedes sentir una molestia especifica en uno o varios dientes, pero jamás será comparable con el dolor de un control cuando tienes brackets, porque con ellos, te dolerán TODOS los dientes.

Por lo tanto, la respuesta es: No duele.

Los alineadores de Invisalign no duelen.

 

Comparte el artículo

Share on email
Share on facebook
Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Artículos relacionados